28 de mar. de 2015

'Fuego imperial' -Robert Lyndon

Después del año 1066 [Hastings], en que se produjo la conquista normanda de Inglaterra, vastos imperios pelean por el dominio sobre sus enemigos.

Desde los normandos en el norte hasta los bizantinos del Sur, las batallas se suceden a lo largo y ancho de Europa y en todas y cada una de sus fronteras.

Sin embargo, al este, un imperio aún más poderoso empieza a dar señales de querer imponerse y ellos cuentan con un arma que puede ayudarles a dominar el mundo: la pólvora.

El mercenario Vallon (un hombre que parece estar hecho de arena y polvo más que de carne y hueso) es enviado en secreto por el derrotado emperador bizantino a la búsqueda de la pólvora, esa droga de fuego.

Su casi imposible misión lo llevará al Oriente de la Dinastía Song, gobernante de China (960-1279), que sucedió al periodo de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos, y que a su vez, fue sucedida por la Dinastía Yuan (1279-1368).

16 de mar. de 2015

Reverte con causa

Arturo Pérez-Reverte me cita a una hora más propia de un duelo que de una entrevista.

Lo cual tiene, me digo, su lógica pues su nueva novela, la por tantos motivos apasionante 'Hombres buenos' (Ed. Alfaguara), se abre con la evocación de un prado al amanecer, con escarcha, difuminado de neblina, sobre el que dos figuras en calzón ceñido y mangas de camisa se observan atentamente desde la afilada punta de sus espadas.

Un asunto grave, sí. Son los predios de Scaramouche, de Barry Lyndon, de 'Los duelistas'. Terreno muy revertiano donde va a arrancar con el tintineo agudo de las hojas y el más sordo de las cazoletas esta insólita aventura. Una aventura de libros, ideas y amistad, con buenos y malos, una búsqueda, un itinerario jalonado por posadas, lances y emboscadas y teñido de peligros.

Dos elementos marcan la diferencia de estos 'Hombres buenos' con la gran aventura canónica de Dumas, Stevenson, Féval o Mac Orlan, pienso mientras tomo asiento junto al escritor, en envidiable estado de revista y de excelente humor, investido de una nueva bonhomía.

Una es la identidad de los héroes: dos miembros de la Real Academia Española, nada menos, entregados a la extravagante misión de viajar de Madrid a París para conseguir los 28 tomos de la prohibida Encyclopédie de D'Alambert y Diderot (estamos por supuesto también en un campo propio de Pérez-Reverte: el libro peligroso).

El otro elemento diferenciador es la forma de narrar la historia: alternando la trama propiamente dicha -en el siglo XVIII- con la peripecia creativa del autor mientras da forma a su novela en la actualidad.

Fuente:

15 de mar. de 2015

'Hombres buenos' -Arturo Pérez-Reverte

A finales del siglo XVIII, cuando dos miembros de la Real Academia Española, el bibliotecario don Hermógenes Molina y el almirante don Pedro Zárate, recibieron de sus compañeros el encargo de viajar a París para conseguir de forma casi clandestina los 28 volúmenes de La Encyclopédie de D'Alembert y Diderot, que estaba prohibida en España, nadie podía sospechar que los dos académicos iban a enfrentarse a una peligrosa sucesión de intrigas, a un viaje de incertidumbres y sobresaltos que los llevaría, por caminos infestados de bandoleros e incómodas ventas y posadas, desde el Madrid ilustrado de Carlos III al París de los cafés, los salones, las tertulias filosóficas, la vida libertina y las agitaciones políticas en vísperas de la Revolución francesa.

Basada en hechos y personajes reales, documentada con extremo rigor, conmovedora y fascinante en cada página, 'Hombres buenos' narra la heroica aventura de quienes, orientados por las luces de la Razón, quisieron cambiar el mundo con libros, cuando el futuro arrinconaba las viejas ideas y el ansia de libertad hacía tambalearse tronos y mundos establecidos.

8 de mar. de 2015

'El lenguaje de tus ojos' -Marivaux (Teatro)

'El lenguaje de tus ojos o el príncipe travestido' -Pierre de Marivaux (1688-1763).

La Princesa de Barcelona se ha enamorado de Lelio, un hombre misterioso a la cabeza de su ejército, pero temerosa de no cumplir con su deber de casarse con un príncipe, insta a Hortensia (amiga suya y confidente) a que investigue los orígenes de su amado y de paso le insinué los sentimientos que tiene hacia él para que éste se anime a declararle su amor.

Pero cuando Hortensia se encuentra con Lelio, reconoce en él al hombre que le había salvado de unos ladrones y del que no ha podido olvidarse.

El sentimiento es mutuo, pero Hortensia no querrá traicionar a su amiga. Por otro lado, el príncipe de Castilla ha pedido la mano de la princesa de Barcelona para poder unir ambos reinos y así aliviar las tensiones que durante años mantienen estos dos reinos.

Este conflicto querrá ser utilizado por Federico (cortesano al servicio de la Princesa) para trepar en la corte y eliminar a Lelio, al que considera su rival.

Las intrigas, sobornos y pasiones de unos y de otros, buscando conseguir sus deseos más ocultos, se irán desarrollando en un brillante juego escénico donde las miradas toman la palabra cuando las palabras son insuficientes.

Fuente:
- "Madrid: Teatro Naves del Español, del 27 de febrero al 22 de marzo 2015".

Napoleón de Buonaparte (1769-1821)

"El día 15 de agosto de 1769 nació en Ajaccio un niño que recibió de sus padres el nombre de Buonaparte y del cielo Napoleón." -Alexandre Dumas.

Los primeros días de su juventud transcurrieron en medio de la agitación febril propia que sigue a las revoluciones.

Córcega, que desde hacía medio siglo soñaba con la independencia, acababa de ser en parte conquistada y en parte vendida; no se había librado de la esclavitud de Génova sino para caer en el poder de Francia.

Pasquale Paoli, vencido en la batalla de Ponte Nuovo (1769), iba a buscar con su hermano y sus sobrinos un asilo en Inglaterra, donde Alfieri le dedicó su Timoleone.

El aire que el recién nacido Buonaparte respiró estaba impregnado de los odios civiles y la campana que resonó en su bautismo parecía vibrar aún con los últimos toques de alarma.